Creando buenos anuncios

Te mostramos detalles que pueden marcar la diferencia para que tu anuncio sea leído o no.

Título del anuncio

El título es lo más importante. Debe contener palabras que un usuario introduciría en los buscadores para intentar encontrar lo que se ofrece y aparecer primero en una búsqueda. Debe ser descriptivo con el producto ofrecido.

Redacta un buen texto

Procura ser concreto y usar palabras clave que realmente describan el producto que ofreces (marca, modelo, prestaciones, estado).
No intentes que el producto que anuncias aparezca como demasiado bueno para ser cierto. No exageres, simplemente resalta las características reales de tu producto, evitando un lenguaje sensacionalista y nunca mientas. A nadie le gusta sentirse engañado.
No abuses de expresiones de reclamo como ocasión única, extraordinaria oportunidad, la mejor oferta, etc…
No uses expresiones como totalmente gratis, regalo, etc, cuando no sea real.
Una correcta ortografía siempre es esencial para dar confianza.

Buenas fotografías para tu anuncio

Un anuncio sin imágenes está condenado al fracaso. Siempre que éstas aporten información de interés, son fundamentales.
Publica imágenes desde varios ángulos, con la luz y nitidez adecuada, mostrando lo más llamativo del articulo que queremos vender, de la manera más fidedigna posible, sin efectos especiales ni retoques.
Una buena imagen vale más que mil palabras.

Organiza el material en una carpeta para tener fácil acceso al mismo cuando vayas a publicar el anuncio.

Promociona tu anuncio en las redes sociales

Haz saber a tus amigos y conocidos que estás interesado en vender algo.
A través de Facebook, Twitter y otras redes sociales que estés usando. Copia el enlace del anuncio y pégalo en tu muro. Esto será un ingrediente extra para dar visivilidad a tu anuncio.